Mar 13 , 2020

0 Comentarios

RICARDO ENRIQUE FLORES

Usos cosméticos de la miel

 

Desde la antigüedad la miel ha sido un producto utilizado con fines cosméticos, siendo un gran ingrediente de cosmética natural. Denominada oro líquido la miel cuenta con un gran número de propiedades que la convierten en un eficaz tratamiento de hidratación para todo tipo de pieles.

Usos cosméticos de la miel

Los usos cosméticos de la miel son numerosos, los más destacados son:

  • La miel cuenta con vitaminas y enzimas naturales que al aplicarla como mascarilla la convierten en un tratamiento idóneo para pieles grasas.
  • La miel tiene una potente acción limpiadora y elimina toxinas lo que la hace idónea para pieles con tendencia acnéica.
  • Además, la miel es un regenerador que lucha contra los signos de la edad y el envejecimiento de la piel.
  • En las heridas y cicatrices la miel cuenta con una fuerte acción cicatrizante.
  • Tipo de miel con fines cosméticos

    La miel que debemos utilizar para nuestra piel es el producto natural sin tratar. Evitaremos mieles calentadas o pasteurizadas. La cosmética apícola aporta todas las propiedades del producto que podremos aplicar sola o mezclándola con otros ingredientes.

  • Propiedades de la Miel

    Miel

    Beneficios de la Miel

    • La miel elimina las bacterias y equilibra la producción de grasa en la piel combatiendo el acné. Es un exfoliante natural que limpia profundamente las impurezas.
    • La miel tiene propiedades calmantes  y antiinflamatorias.
    • En las heridas la miel tiene un gran poder antibiótico que evita infecciones, también tiene acción emoliente que reduce las inflamaciones.
    • La miel hidrata, nutre y cuida la piel.
    • La miel se puede utilizar como antioxidante que protege contra daños causados por los rayos solares y como regenerador de la piel reseca.
    • Contraindicaciones de la Miel

      La miel tiene una textura pegajosa que con el frío se vuelve más sólida, si se caliente con microondas para su uso pierde todos sus beneficios.

      Cómo conservar la Miel

      La miel debe conservarse en un envase bien cerrado, preferiblemente no plástico. La miel debe mantenerse en un lugar fresco y alejada del sol.  


Dejar un comentario